martes, 14 de octubre de 2008

Nuevo plan de apoyo a las pymes

Ayer el Gobierno dio a conocer un plan de apoyo para las pymes, en vista de las crecientes dificultades que se han observado por la crisis financiera internacional y que ya han afectado a nuestro país, sobre todo en los accesos a créditos y financiamientos de las operaciones, donde este tipo de empresas es extremadamente sensible y vulnerable.

Los Ministros de Hacienda y Economía (Andrés Velasco y Hugo Lavados) dieron a conocer las medidas, cuatro que implican recursos por US$ 850.000.000, que buscan entregar garantías a créditos a las pymes y asegurar la disponibilidad de recursos, esto es, liquidez, para mantener operativas estas unidades productivas, que como sabemos, dan empleo a la gran mayoría de los chilenos.

En concreto, las medidas son las siguientes:
  • Mayor cobertura a los exportadores: Actúa sobre el Programa de Cobertura de Préstamos Bancarios a Exportadores (Cobex), garantizando el 50% de dichos préstamos, con un tope de 2,5 millones de dólares por operación. Recursos involucrados: US$ 50 millones.
  • Fondos para inversión: A través del Fogain (Fondo de Garantía de Inversiones), a una tasa preferencial de 6,26% anual para los bancos, las pymes pueden acceder a estos fondos con garantía estatal, de los cuales el 30% pueden usarse en capital de trabajo. Recursos involucrados: US$ 500 millones.
  • Financiamiento de capital de trabajo: Mediante una línea especial, que financia solicitudes de las pymes para mantener sus operaciones, con recursos prometidos de US$ 200.000.000. Esto ataca directamente la iliquidez de las pymes, y
  • Factoring no bancario: A través de líneas de financiamiento vía Corfo, para proveer igualmente liquidez a las pymes, con recursos involucrados que alcanzan los US$ 100 millones.
Las medidas claramente apuntan en la dirección correcta, se puede criticar que son insuficientes y algo tardías, pero bien enfocadas. Como señaló hace unos días el Ministro Lavados, lo realmente importante es mejorar la productividad de las pymes, tarea en la que el Gobierno no tiene mucho que hacer.