lunes, 13 de octubre de 2008

Auditoría Tributaria

El concepto de auditoría es muy amplio, aunque existe cierto consenso en que se trata, en términos simples, de un examen crítico y sistemático realizado por profesionales independientes del sistema auditado. Ciertamente existen muchos tipos de auditorías (Contables, Financieras, de Sistemas, Tributarias, de Compra o due diligence, etc.), sin embargo aquí nos referiremos a la de carácter tributario, uno de los servicios que prestamos en nuestra área especializada.

En este sentido, es posible intentar una definición más precisa de este concepto, que deje en claro los objetivos de la Auditoría Tributaria. La entendemos como un "conjunto de técnicas y procedimientos encaminados a evaluar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de una entidad económica, conforme a sus objetivos y cuyos resultados se manifiestan mediante un informe escrito".

Esta breve definición incluye los elementos más importantes que componen una Auditoría Tributaria, a saber: aplicación de técnicas (tales como la observación, el examen físico, la indagación, la confirmación, el análisis y el cómputo) y procedimientos de Auditoría (que permitan obtener elementos de juicio para sustentar las conclusiones) que permiten evaluar las evidencias presentadas por la empresa objetivamente; cumplimiento de las obligaciones tributarias -tanto principales como accesorias- elemento central que implica un conocimiento acabado de la legislación vigente y de la normativa administrativa sobre la materia; entidad económica, esto es, empresa o institución, de la cual se debe conocer con detalle sus características, su actividad o rubro y su ubicación, todos elementos que pueden afectar el régimen tributario de la misma; objetivos de la Auditoría Tributaria, los que son definidos por la entidad económica -el cliente- de acuerdo a sus necesidades, lo que incluye la extensión de la Auditoría (total, parcial) y al tipo de ejecución (autónoma o integrada) y, finalmente, Informe de resultados de la Auditoría Tributaria, el que debe contener todas las omisiones y errores detectados, que pueden traducirse en, por ejemplo, pagos de impuestos en exceso, no utilzación de franquicias, impuestos no declarados o subdeclarados, los que se pueden deber a diferencias contables-tributarias o a errores administrativos.

Como puede apreciarse, este es un procedimiento de control, que busca no caer en contingencias tributarias o bien si éstas son detectadas, aminorar sus efectos a través de la aplicación de las estrategias tributarias pertinentes. En otras entregas ahondaremos más en este servicio de Arca Consultores.