martes, 20 de marzo de 2007

"Chile Invierte": otra vez olvidadas las pymes

La semana pasada, con bombos y platillos, fue dado a conocer un nuevo paquete de medidas para estimular el crecimiento y la inversión en el país, el que consta de 27 medidas, muchas de las cuales son medidas cosméticas y mínimas para una administración que debiera ser eficiente.
Sin embargo, las medidas -una vez más- no consideran del todo a las pymes, pues se orientan especialmente a las grandes empresas, las que en general no tienen los problemas que presentan las pequeñas y medianas empresas, como escaso acceso a financiamiento y casi nula posibilidad de invertir.
Entre estas medidas, la que más ruido a generado y que ha sido más aplaudida es la que permite una depreciación instantánea del 50% del gasto en activo fijo, medida que tiene un carácter transitorio, pues será válida sólo hasta el próximo año. Se ha presentado como un gran beneficio tributario, el que no es tal, ya que más bien es sólo un diferimiento de la carga tributaria. Lo que sí me parece interesante, es el estímulo que pueda generar en la inversión, donde sí puede ser una gran ayuda para apuntalar el crecimiento.
Tampoco es de gran ayuda para las pymes en dificultades los US$ 200.000.000 que dispondra la línea de financiamiento a largo plazo que manejará CORFO, pues a ésta sólo podrán concurrir las empresas saneadas y sin problemas financieros y tributarios, las que son, como no, las grandes empresas.
Tengo mis esperanzas puestas en dos medidas de las anunciadas: el Estatuto Pyme, que debería definir claramente un tratamiento diferenciado para este tipo de empresas, que a todas luces no puede ser igual que para las grandes empresas, como ocurre hoy, y en el trabajo que pueda realizar el nuevo gerente pro inversión, en el análisis y destrabamiento de cuellos de botella burocráticos en esta materia, del que espero medidas administrativas concretas para agilizar el emprendimiento y la inversión, pero con una mirada en las pymes.