lunes, 4 de agosto de 2008

Consultoría SEMC

Por estos días estoy participando en un proyecto de Consultoría en la implementación del Sistema Escalonado de Mejora Continua SEMC. Este es un proyecto público-privado (en que participan Chile Calidad, la Unión Europea y Empresas Innovadoras) que intenta validar el diseño de implementación de esta metodología con el fin de estandarizarlo y masificarlo, en vista de las ventajas que trae consigo para las pymes nacionales. En vista de aquello, me parece pertinente volver a tocar este tema, explicando las distintas etapas de la implementación de este sistema de gestión de calidad, complementando los post anteriores sobre la misma materia.

La etapa de implementación del SEMC tiene por objetivo dejar a la empresa en condiciones de cumplir con las exigencias establecidas para calificar en uno de los tres niveles del SEMC, para lo cual el Consultor debe desarrollar un conjunto de actividades, cuya naturaleza, alcance y oportunidad dependerán tanto de las características de la empresa como del nivel del SEMC al que se postula.

Cabe señalar que el costo del servicio de consultoría es cofinanciado por CORFO, en sus tres niveles, tal como en la implementación de la Norma NCh 2909 (Norma Pyme).

En esta etapa de implementación se distinguen dos módulos secuenciales:

i) Módulo 1: En donde se evalúa la gestión actual de la empresa determinando, a consecuencia de ello, el Nivel del SEMC al que puede postular y se establece el Plan de Trabajo requerido para su certificación.

ii) Módulo 2: En donde se ejecuta el Plan de Trabajo definido en el Módulo 1, para quedar en condiciones de certificar el cumplimiento de los requerimientos del Nivel al que se postuló.

El propósito de la Consultoría es desarrollar, al interior de la empresa, las habilidades, competencias y conocimientos necesarios y suficientes, para que éstas queden en condiciones de implementar el SEMC -en alguno de sus niveles- y cumplir con las exigencias establecidas en él.

Con miras a este propósito, el Consultor, además de transferir conocimientos técnicos asociados al modelo, deberá apoyar a las empresas en la formación de una estructura organizacional que permita la implementación del SEMC, incluyendo la ejecución del Plan de Mejoras determinado, de manera de lograr el puntaje meta establecido para el nivel al que han postulado, materializando de este modo el ascenso en el escalonamiento de la calidad.

Sin entrar en más detalles, para no hacer tan extenso este post, terminaré indicando cuál es el principal rol del Consultor en esta etapa de implementación: ilustrar y difundir los conceptos concernientes al SEMC de una manera clara y entendible para toda la empresa, prestando especial cuidado de lograr la comprensión y adopción de los principios inspiradores de la gestión de calidad y asegurarse que la implementación es adecuada a su cultura empresarial, sus características, el nivel educacional de su personal y el ambiente de negocio específico en el que opera.

Para esto, el Consultor debe, con base en su conocimiento y experiencia, convertirse en el "conductor" que capacita y organiza a la empresa para implementar cualquiera de los niveles del SEMC al cual la empresa está postulando y la dirige hacia un nivel superior de este camino dirigido a la excelencia en gestión, todo esto a partir de un diagnóstico inicial.